Es un tema sensible para cualquier persona no solamente para los miembros de la Iglesia de Cristo, sin embargo debemos tocar en esta situación la temática más comprometida que podemos abordar sobre diversos asuntos, los vicios que aún los cristianos no han podido dejar de lado.
En este caso hablaremos del alcoholismo o en sí el alcohol bajo la pregunta ¿puede un cristiano nacido de nuevo beber alcohol?
Billy Graham quién partió con el señor es un pastor que ha dejado una excelente estudio al respecto a continuación los citaremos.
Uno de los problemas más grandes son los vicios que traen los cristianos desde el mundo, el alcoholismo es uno de ellos. La Biblia condena el uso de cualquier sustancia que distorsionan nuestra mentalidad y forma de pensar, el alcohol, puede ser cerveza o vino, whisky entre otras bebidas es la adicción más común en estos tiempos bíblicos.
El problema surge cuando se comienza a beber de la manera de entretenimiento, significa que sin darnos cuenta estamos cometiendo un libertinaje que nos puede llevar a una fuerte borrachera.
Este mal autoinfligido surge de un hombre que bebé una bebida sin embargo es el alcohol quién toma posesión del hombre o mujer.
La Biblia dice: “El vino es burlón, la bebida fuerte está en su apogeo, y quien sea engañado no es sabio” (Prov. 20: 1)
La adicción de la bebida se ha transformado en uno de los problemas sociales más graves de los últimos tiempos, y siempre el alcohol está acompañado de otros vicios peligrosos.
De hecho los jóvenes o niños hoy en día se encuentran en un peligro ya que la misma sociedad los incita a formar parte de ella proponiéndoles utilizar caminos de agrado y aceptación que no les conviene como hijos de Dios.
Es momento y tiempo de reflexionar y de actuar sobre esta problemática los cristianos no podemos juguetear ni mucho menos coquetear con estos vicios que podrían generar un destrozo familiar. Los padres sabios predicaran a sus hijos esforzándose por enseñarles el camino correcto a los jóvenes. Los adultos cristianos no deben recurrir al alcohol para ser sociables sino que deben intentar calmar esas necesidades viciosas y desecharlos para poder escapar de la amargura de este enemigo de la vida Qué es el alcohol. Pidamos ayuda a Dios y recurramos a él para que nos ayude.

Comments

comments