Inicio Articulos Cómo Defenderte de los ataques del Diablo y sus Demonios

Cómo Defenderte de los ataques del Diablo y sus Demonios

Si todo fue creado para Jesucristo, en los planes de Dios estaba la encarnación del verbo (como triunfador y no como un salvador que tenia que sufrir, sino como un triunfador y centro de la creación), el segundo ser que pensó el Señor después del primero es la encarnación del Verbo, la segunda persona de la Santísima Trinidad que se encarnaría.

En ese momento, luego del pecado de Adán, Cristo tomo esta fisionomía particular donde vino como Redentor y Salvador.

Los ángeles y arcángeles siempre intervienen en las luchas contra el enemigo. En Apocalipsis se relata la batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles contra el diablo y sus ángeles rebeldes, que fueron derrotados por el arcángel y arrojado al infierno.

“Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él” (Ap 12,7-9).

El diablo tiene un especial interés en poseer las almas y hacerlas caer en pecado, provocandoles trastornos.

Cabe destacar que la Biblia nos dice que no tenemos que tenerle miedo al enemigo, porque nos recuerda claramente que podemos resistirlo firmes en la fe.

La Palabra de Dios, nos explica que al combatir el pecado se pelea con satanás.

No podemos olvidar que si permanecemos en la gracia de Dios, estamos blindados de cualquier ataque del diablo.

Fuente: Aleteia

Comments

comments